Tartán ¿Cómo y dónde usarlo?

Foto: hola.es


Durante la temporada de otoño y de invierno, el tartán se hace muy popular. 

Pero como siempre, cada temporada llega más retadora que la anterior, podéis ver como hay una gran cantidad de estilos de tartanes vibrantes, desde azules brillantes hasta amarillos exuberantes. Sin perder los tonos tradicionales de rojo, azul marino y verde para los más clásicos.

También, un plus es que hay muchas otras formas de incorporar este patrón, desde pantalones, blazers, vestidos y faldas.

Foto: mynameislovely.com

¿Dónde podéis usarlo? muchas personas a veces sienten que el tartán es un estampado muy formal, por lo tanto, lo convierte en una elegante ropa de oficina. Es que si, es un print que es muy asociado incluso con la realeza. Sin embargo es válido mezclarlo con prendas casuales y accesorios fuera de lo común. Sí, desde pantalones cortos de bicicleta hasta camisetas.


Foto: hopscotching.com


Foto: wish.com

Así que no hay excusas para incorporar  este print a vuestros armarios y quitar de vuestras mentes ese demasiado "formal" que muchas veces se le atribuye . Mezclándolo correctamente sin duda podéis lograr unas combinaciones con mucho estilo. E incluso ir totalmente de tartán o con estampados similares como a cuadros y a rayas, puede parecer una idea un poco exagerada, pero en realidad puede verse muy bien.

Foto: hola.es

 
Foto: styledumonde.com

Recordar que este print tuvo su momento de culto en la moda "punk" como las camisas oversized (De tallas grandes) y las mini faldas que también son viva imagen de esta tendencia. Aunque siguen regresando, esta vez podéis escoger más colores además del rojo y negro. Y además de mini faldas, los pantalones cortos son uno de los favoritos esta temporada.

Foto: pinterest.com

Yo he escogido el tartán en una versión de falda en un tono vibrante, mezclado con tonos tierra, combinación que es muy adecuada para los climas fríos y contextos casuales. Os recomiendo siempre buscar el equilibrio entre lo clásico y lo innovador, arriesgaros sin miedo con las reglas de siempre: que los colores no choquen, que os guste, y que os haga sentir cómodas.



¡Hasta la próxima!