Detalles que inspiran dulzura, sensualidad y elegancia al mismo tiempo. El Troquelado.


De entre todas las tendencias de esta temporada de otoño, el troquelado es bastante interesante, y aunque muchos lo suelen relacionar más con estilos de verano, estas prendas protagonizadas por materiales como el encaje y tejidos 'agujereados' que llamamos troquelados o perforaciones, están para quedarse en cualquier época del año. Estos estampados  'palpables' son bastante flexibles a la hora de combinarlos, y si no me creéis, seguir leyendo.


Creo que lo que me encanta de esta tendencia es que basta con un vestido casual y podéis hacer magia con los accesorios y complementos. Si queréis llevarlo en invierno, podéis implementar una chaqueta de pelo como la foto de arriba, o cualquier otra que te proteja de las bajas temperaturas, como un sombrero y unas botas, o botines tipo cowboy.



Si sóis más del estilo boho, os va a encantar por supuesto, y podéis llevarlo sin muchos accesorios según el sitio donde estéis. El detalle del troquelado habla bastante por si solo y es un detalle que no pasa desapercibido, por lo que son prendas que siempre llaman a la vista.




Tipo baby doll, extra largos, con los hombros afuera, son algunas opciones que podéis llevar con los vestidos troquelados. Si os va un estilo comfy (cómodo) y algo romántico (que incluso podéis endurecer con el complemento correcto), este estilo es para vosotras. 



Aunque el blanco es un clásico y digamos el color que va con todo por excelencia, podéis elegir la versión que más se ajuste a vuestro estilo, cualquier color e incluso probar con solo una prenda como faldas o blusas y dejaros seducir por esta tendencia fresca de año, tanto para tus looks de día como de noche.


Mezcla un vestido troquelado blanco con unos zapatos de tacón alto en el color que quieras. Otro plus es que hay muchos estilos que se adaptan a diferentes cuerpos, así que no tenéis excusa para no probarlos.

Mi outfit de hoy es una fusión con otra prenda con mucha versatilidad, mezclo el vestido con una cazadora de denim con perlas, el resultado a la vista.