TODO lo que debéis saber sobre las extensiones de pestañas está en ESTE POST.

Las extensiones de pestañas se han vuelto muy populares en los últimos años. Desde las celebridades hasta en vuestro entorno de trabajo o en mujeres que veis en la calle, las mujeres de todo el mundo visten pestañas maravillosamente llenas y largas, todo esto gracias a las extensiones.
Si os estáis preguntando si deberíais probarlas, hoy hablaremos de los pros y los contras y también os cuento desde mi experiencia si vale la pena llevarlas.

Su mayor beneficio, por supuesto, es la forma en que se ven. No se puede negar que las extensiones son una excelente manera de obtener las pestañas de vuestros sueños de forma rápida y práctica. También te ahorrarán tiempo en tu rutina de maquillaje, ya que no necesitaréis rizar vuestras pestañas y aplicaros máscara. Sin embargo, es importante saber que algunas pestañas necesitan mantenimiento, incluído el cepillado regular, la limpieza especial y, a veces, incluso el secado. Aunque son increíblemente duraderas, las extensiones de pestañas también necesitan retoques regulares. A pesar del coste, muchas mujeres encuentran que valen la pena la inversión y brindan excelentes resultados.



¿Las extensiones son contraproducentes para vuestras pestañas naturales?

Es un error común y un mito el que las extensiones de pestañas dañen vuestras pestañas naturales.

Si las extensiones se aplican correctamente y no se retiran, no dañarán vuestras pestañas ni vuestros ojos. Solo aseguraros de visitar a un profesional para la aplicación. Aunque el pegamento utilizado en el proceso es seguro, tener en cuenta que algunas mujeres pueden experimentar reacciones alérgicas así que debéis estar atentas si experimentáis dolor o ardor y suspender su uso inmediatamente.


Utilizar extensiones de pestañas jamás va a ser una experiencia dolorosa cuando se colocan correctamente. Si os preocupa la sensibilidad de vuestros ojos, aseguraros de preguntar sobre el pegamento antes de comenzar. El pegamento no debe contener nada que dañe vuestros ojos.

Existen tres tipos de extensiones de pestañas: sintética, seda y visón. Los tipos de pestañas sintética y seda crearán una apariencia uniforme con facilidad. Las pestañas de visón, por otro lado, son pestañas 100% de fibra natural. Esto significa que son más claras y tienen un aspecto más natural que las pestañas artificiales, pero su longitud y grosor no se pueden controlar. Tener en cuenta que las pestañas de visón tienen un coste mayor. 

Las extensiones de pestañas pueden venir en una gama de tamaños desde alrededor de 6 mm a 17 mm. La longitud y el grosor de las extensiones de pestañas que vayáis a usar, dependerá siempre de vuestras pestañas naturales. 

Si queréis aseguraros que vuestras pestañas naturales permanezcan saludables, es mejor comenzar con extensiones más pequeñas y agregar más tamaño más tarde, especialmente si tenéis pestañas naturalmente cortas y delgadas.


¿Como cuidarlas?

Debéis evitar el agua directamente en el rostro (como ducharos, lavarse la cara y nadar) durante las primeras 12 a 24 horas. El agua puede debilitar el pegamento antes de que se asiente completamente y hacer que las pestañas se caigan. Después de ese tiempo, está bien mojar las extensiones, pero aseguraros de no frotarlas ni tirar de ellas. Evita el uso de productos a base de aceite y desmaquillantes en el área, ya que también pueden afectarlas. Del mismo modo, no se recomienda el uso de rímel a prueba de agua ya que es difícil de quitar y puede ocasionar que se caigan. La máscara de pestañas normal, por otro lado, puede usarse, pero es mejor evitarlas si es posible, ya que puede acortar la vida útil de las pestañas.


En mi caso he colocado pestañas pelo a pelo y la experiencia al colocarlas no ha sido para mi agradable. Os recomiendo que cuando escojáis al profesional este os dé toda la información, tanto de productos como de tiempo y proceso. Me encontré con un trato por la profesional muy deficiente, por lo que me vi en una camilla, con los ojos tapados durante 1 hora, sin información más allá de la que iba obteniendo por mis preguntas que surgían al paso. Sentí ardor por el pegamento, y la reacción fue que mis ojos no paraban de llorar, lo que hizo que tardara más la colocación. El resultado admito que me gusta mucho y seguramente busque otro lugar donde continuar con el relleno que debe hacerse en un mes aproximadamente, pero antes intentaré buscar otro profesional que realice el trabajo de manera que yo me sienta a gusto a la hora de tumbarme ante un desconocido.
Normalmente suelo recomendaros el lugar donde he ido, por primera vez os dejo el post con la información, con el resultado que es positivo pero con la firme convicción de no repetir el lugar. 
Espero que os haya gustado y en cuánto dé con un lugar con experiencia os lo comento.