El estampado hecho Arte. Patchwork

No es un secreto para nadie que la rareza y originalidad de los estampados nunca ha sido aislada de los campos de la moda. Por lo contrario, lo único que han hecho los estampados, ha sido escalar y volverse más audaces. 
Así que es natural que este verano como todos los anteriores traiga consigo algo especial, y es el Patchwork el encargado de una combinación que actúa en sintonía y a su vez da lugar a la tendencia de estampados de mosaico.
 ¿Qué es el Patchwork? 

Es el uso de dos o más paneles de tejido en un mismo conjunto, el Patchwork se diferencia de los demás estampados, se crean artísticamente como una sola pieza, mediante la costura de diferentes piezas de tejido estampado. 

 Foto: Closetfulofclothes.com

Lo que podría parecer dos piezas de tejido diferentes en un atuendo es en realidad un conjunto bien pensado para que se vea de esa manera. El mosaico puede ser delineado de cualquier forma, aquí no hay reglas estrictas. Las ubicaciones cuadradas, verticales, horizontales o aleatorias son todas opciones. Por eso os podéis encontrar con muchísimos contrastes.
Si sóis coleccionistas de bufandas vintage o vestidos estampados como el de paisley (del cual os hablaré en un próximo post), entonces os va a encantar el Patchwork.
 
 Foto: Pinterest.com

Da la impresión que los estampados han tenido un cierto renacimiento en las últimas temporadas.  Por eso vemos como el surgimiento de prendas ruidosas y  coloridas ha traído la idea de la ropa "Patchwork" de nuevo al lenguaje de la moda.

Y aunque no parezca, esta tendencia ya no está reservada para los bohemios, así que os podéis encontrar con muchas variantes que hacen que sea súper atractivo para todos los gustos.

 Foto: Pinterest.com

El truco para llevarlo es mantener vuestro atuendo  básico y no sobrecargarlo. Así que mi única recomendación es crear un outfit simple. Además lo maravilloso del verano es que no tenéis que ir muy recargados. 


Establecido para hacer una declaración tanto en las calles como en la pasarelas, los estampados de Patchwork son piezas claves que podrían transformar instantáneamente vuestro aspecto. Hay algo muy rebelde e ingenioso en emparejar diferentes estampados, colores o texturas en una sola pieza, además que os llena de mucha seguridad y empoderamiento vestir este tipo de prendas.  
En este caso, combiné un vestido flotante de Patchwork con accesorios minimalistas, lo que me ha parecido perfecto para el día y el clima.

¿Os ha gustado? ¡Dejar vuestro comentario en mi Instagram y Facebook que os leo!

Vestido Suit miss
Sandalias y gafas Zara