Maxi Vestidos - El Drama hecho Vestido

Gracias a su silueta fresca, una amplia gama de estampados y un amplio espectro de colores, los maxi vestidos son un must sobre todo para la temporada primavera-verano. Sin embargo son muy versátiles y podéis jugar con ellos en cualquier temporada si sabéis combinarlos bien, ya que le podéis otorgar un atractivo urbano elegante para pasear por la ciudad o elevarlo incluso para un evento de etiqueta. Ya que combinando con su longitud en el suelo, podéis obtener un efecto dramático y muy chic.


Y es que si andáis de humor minimalista, podéis simplemente ir con el maxi vestido sin muchos accesorios, son perfectos por que llaman muchísimo la atención por si mismos, ideales si no tenéis ánimos de pensar mucho las prendas para un outfit. Y si queréis un look más dramático, para la tarde o noche o simplemente más elegante, podéis añadir una cazadora de cuero o denim y el efecto es sin duda utópico.

Foto:  InStyle.com

Un paseo, una salida nocturna con amigos o una cita son algunas de las buenas razones para sacar vuestra prenda favorita del armario. La principal ventaja de estas piezas, es que se ven increíblemente femeninas.

Lo que hace que los vestidos maxi sean tan versátiles es que se adaptan a cualquier estilo. Podéis endurecerlos con botas militares, simplificarlos con tenis, añadir elegancia con tacones, o mantener la feminidad natural con zapatillas bajas y prendas delicadas.

Foto: Livingly.com

Yo esta vez me he ido por lo minimalista, pero como os dije antes, podéis elegir el estilo que mejor se adapte a vuestro humor del día y vuestra personalidad. Esta prenda está en el TOP 5 de los looks para Primavera-Verano, un must de armario y un protagonista de Street Style que veremos mucho ahora que pronto llega el sol.


¿Os ha gustado el post y mi outfit? !Recordar que os leo, así que dejar vuestro comentario en mi Instagram!