Siempre tendremos París

Una ciudad llena de mitos y verdades que solo pueden vivirse en persona. Tiene tanto para ofrecer, y lo mejor no siempre se encuentra en los sitios que recomiendan  para los turistas como suele pasar.


Dicen que no importa en cual temporada del año viajas a París, pues la capital francesa siempre tendrá algo nuevo que ofreceros. La torre Eiffel, los artistas callejeros,  los jardines de Luxemburgo, el museo de Louvre, visitar Mouline Rouge y disfrutar esos pequeños detalles como la comida francesa y los mercados de frutas y verduras.





Sí, tenéis que vivir la experiencia parisina en todo lo que ofrece para que sea algo involvidable.  Un hermoso y tranquilo lugar imperdible es el Jardín de las Tullerías es uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Cruzando el jardín podéis llegar hasta el Museo del Louvre, que se encuentra en el Palacio del Louvre, donde podéis ver la famosa pirámide de cristal en medio de la plaza, que es justamente la entrada al museo. Si queréis visitar el Louvre, recomiendo dejar un día completo para visitarlo pues hay que disponer de tiempo para hacerlo.





Y así como tantos lugares más, así que definitivamente a esta ciudad lleva tiempo conocerla y si podéis ir más de una vez, podréis confirmar que cada vez que la visitéis será muy diferente.

¿Qué experiencia me dejó la ciudad parisina?

Una de las cosas que me gustó de esta ciudad es que realmente deja sin aliento, para los amantes del arte, de la moda , de la gastronomía creo este es el sitio donde podéis encontrar todo y quedar con ganas de más y seguro lo encontraréis. Mis expectativas eran altas y admito que ha sido uno de los viajes con el que hemos tenido un dinamismo impresionante por la cantidad de lugares que se pueden descubrir.



Mis lugares favoritos

En el número 1 .
El barrio de Montmartre lo recomiendo totalmente , debéis abordar la vida bohemia que allí se respira, podéis conseguir artistas callejeros, y podéis degustar una amplia variedad de comida casera y terminar viendo una preciosa vista de la Basílica del Sagrado Corazón.


En el número 2 .
El museo del Louvre, es para detenerse y contemplar. Por cierto el cuadro de la Mona Lisa mirarlo desde todos los ángulos que realmente impresiona.

En el número 3 .
Navegar por el río Sena, nosotros lo hicimos a Bord du Diamand y ha sido una de las veladas más románticas que he tenido. Con Jazz en vivo, una cena exquisita y hasta fui testigo de una petición de mano que nos hizo sentir a todos como si de una película se tratara...¡fue entrañable! Y la anécdota más bonita de esta ciudad que muchos asociáis con el amor.




Solo, en pareja o en familia, París tiene algo para todos, esta ciudad que atrae a personas de todo el mundo confirma que la vida ha de cambiar en la capital francesa. Mientras tanto, yo me quedo con la experiencia que dejan los detalles que de seguro serán diferentes cuando regrese.
Versalles, caminar por los campos Elíseos hasta el Arco del Triunfo, las galerías de Lafayette, la torre Eiffel y mucho más hacen que la ciudad de la luz siempre sea un destino deseable.

C'est voila 😉😘