La prenda que puede ser vuestra mejor amiga o rival. La falda Midi.

Lo primero que hay que saber de las faldas Midi, es que no todas son iguales. Vienen en diferentes formas, tejidos, largos, etc. Incluso algunas veces tendréis que modificarlas para que os queden perfectas.

Hace décadas fueron tendencia, su largo original era entre los tobillos y las rodillas. Sin embargo hoy en día es fácil encontrarlas con un corte ligeramente por debajo de la rodilla, lo cual le agrega versatilidad y podemos crear más outfits, ya que de por si puede ser un poco complicado combinarlas.




Otra regla de oro para llevar éstas Midis, es vestir tops cortos o por dentro de la faldas. ¿Por qué? Porque es vital saber que si lleváis mucho volumen en la parte de abajo, es bastante contraproducente también llevar demasiado volumen en la parte de arriba. Siempre os digo "menos es más", además que llevar demasiado volumen hace que se pierda la atención entre tantas cosas. Si queréis agregar más, lo correcto sería otra prenda como una cazadora que le de un toque de desenfado u optar por una trench que le añade un toque más clásico.





Si sóis de estatura alta la buena noticia es que las Midi de corte original os lucirán espectaculares. Pero os doy la misma recomendación, no es bueno añadir demasiado volumen en la parte superior, más que solo accesorios o terceras prendas.


 Y como dice el título, esta prenda puede ser vuestra mejor amiga o la peor rival si no sabéis como combinarla. En la moda podemos ser víctimas a la hora de mezclar tendencias por lo que es fácil incurrir en errores que estropean el look total,  siempre os recomiendo que si no os sentís del todo confiadas lo mejor es ir por lo seguro con la regla del minimalismo. Sentido común y que siempre os sintáis cómodas. 


¿Tenéis una falda midi? ¡Etiquétame en alguna foto y os comento!