Una Isla, un Edén. Isla Mauricio

El famoso escritor Mark Twain una vez escribió: Isla Mauricio fue hecha primero y luego el cielo. Y el cielo se copió de Isla Mauricio.


Y no en vano, esta isla le hace bastante justicia a todo lo que se dice de ella. Desde tener hermosas y azules playas con aguas cristalinas, mucha comida espectacular hasta ser un paraíso para animales en peligro de extinción. Isla Mauricio es uno de esos tesoros que muchos viajeros sueñan con visitar y yo no  fui la excepción.


Esta isla volcánica que cabe decir es una república, se encuentra al sur oeste del Océano Índico cerquita de Madagascar. Y además de paraíso, también tiene reputación de armonía racial, puesto que sus habitantes son una mezcla de franceses, indios y chinos que conviven en paz preservando diferentes culturas. En un mismo lugar, podéis encontrar diversidad no sólo en sus habitantes, sino también en su fauna. Podéis mirar aves exóticas y únicas en los árboles, pasear con leones, conocer a tortugas que han vivido por siglos y nadar con delfines. Sí, una isla que parece que lo tiene todo y más.




¿Cómo fue mi experiencia?

Isla Mauricio es un lugar que principalmente debéis elegir si buscáis relajaros, tiene infinidad de complejos turísticos que ofrecen la estadía perfecta para alojaros sin ningún tipo de preocupación , disfrutar del mar y sus especies, de una fusión gastronómica muy variada, el silencio y la exclusividad de muchas instalaciones es muy característico. No es un lugar donde váis  a conseguir mucha fiesta, nosotros quisimos conocer el entorno y nos advirtieron llevar cuidado en Port Louis,  no es muy seguro para los turistas y eso es quizá el problema de esta preciosa Isla, ya que fuera de los hoteles la realidad no es tan paradisíaca. Si queréis recorrer la ciudad, iros ligeros porque hay carteristas intentando aprovecharse de los descuidos , tener especial atención con vuestras cámaras fotográficas ya que sacarla puede llamar la atención y poneros en punto focal para sacaros dinero por cualquier cosa.

Mercado central, Port Louis.

Un sitio perfecto para todos, para diferentes gustos y diferentes culturas, quitando esta anécdota que nos dejó el recorrido a solas con otra pareja a la ciudad, que luego recorrimos con una excursión planificada con el hotel y donde descubrimos sitios que reúnen lo mejor del mundo y de las personas, pues si hay lugareños y extranjeros que hacen vida en la isla que están comprometidos  a cuidar y a preservar lo que tienen.




Si tenéis la oportunidad de conocerla, os la recomiendo. La paz que el mar puede traer a vuestras vidas, jamás tendrá precio.




Agradecer al Hotel Hilton Mauritius Spa & Resort por la atención y excelente instalación, con muchas excursiones para ofrecer, nosotros escogimos ciudad, paseo con kayac y en barca para ver a los delfines , a veces hay suerte y otras no tanto, es lo que pasa cuando están en libertad...nosotros tuvimos suerte, pero ni tiempo de hacer la foto, ¡porque hay cosas que simplemente se viven!.

Si habéis leído hasta el final, y os ha gustado el post, dejarme un emoticon de playa en los comentarios 😊.