¿Un vestido para todo? Vamos, que se venga el Midi

Como sabéis cuando se refieren a midi, se suele entender como vestidos o faldas cuyo corte casi siempre queda un poco más abajo de la rodilla. Un "justo en el medio", ni tan corto ni tan largo, que se cuela entre lo formal y lo casual, lo que lo hace practicamente perfecto para todo.

Foto: memorandum.com

Lo discreto de estos vestidos, los convierten en una prenda clave para poder lucir una silueta super femenina sin la necesidad de enseñar demasiado. Su corte ayuda a estilizar vuestras piernas y a dar la impresión de alargarlas, podéis jugar con el alto de vuestro tacón para equilibrar ese efecto. Los podéis encontrar ajustados o algunos con una forma más acampanada o con cierta fluidez en el tejido.


Foto: memorandum.com

Son muy versátiles, os podéis llevar para un evento casual tanto como formal. Con solo cambiar los zapatos, abrigo o accesorios, podéis obtener dos looks completamente diferentes. Podéis ir de casual a glamorosas en un instante.

Esta vez he elegido el look casual para vestirlo, ideal para el día y eventos donde queréis ir cómodas pero siempre con muchísimo estilo.





¿Os ha gustado el look? ¿Que le cambiariaís para hacerlo más formal? ¡Dejad vuestro comentario en mis redes!