Si de esenciales hablamos, que pase la Gabardina


La gabardina o el trench coat como también le llaman, es una de esas prendas esenciales que podéis llevar con todo y para todo. Su creación data desde el año 1850, y muy utilizado como uniforme de militares durante la I guerra mundial. Con los años fue ganando popularidad, y en la década de los 60's muchos íconos de la moda femeninos sobre todo en Hollywood lo utilizaron cuando comenzaron a adaptar prendas masculinas y a llevarlas como propias.


Una pieza a prueba de todo, que podéis utilizar con lo que sea con la seguridad de que váis a lucir bien. El invierno se acerca y la gabardina no es solo un must, es una necesidad.


Por excelencia la gabardina clásica es la que viene en tonos tenues como el nude o el camel, sin embargo ahora se ven teñidos en colores que podéis escoger según vuestro estado de ánimo.


Un clásico de esos que llaman eternos, una prenda  por excelencia elegante. De esas piezas minimalistas que visten a la altura de una pasarela sin mucha parafernalia.

La gabardina ganó más que guerras, es cultura hecha moda, es historia materializada. Y siempre os digo que la moda no es casualidad, es parte de la sociedad. Es expresión artística de la humanidad, es patrimonio. Y yo la celebro con vosotros y todos los que la amáis. 

No tengáis miedo a vestir, no necesitáis un armario de lujo. El buen gusto se cultiva con la práctica y con buenas elecciones.

¿Os ha gustado el post? ¡Dejar un comentario en mis redes sociales con esta frase: "La moda no es casualidad" si habéis leido el post completo dejar  el mensaje indicado y pronto os contaré para que os servirá.

¡Hasta la próxima!