Villena Moros y Cristianos una tradición fácil de sentir

Hace unos años tuve la oportunidad de ver como un villenero se emocionaba con las fiestas de su ciudad a través de una pantalla de un ordenador, recuerdo que fue el 5 de septiembre de 2006. No tenía ni idea donde quedaba esta población, ni porque los ojos del que hoy es mi marido se iluminaba ante la transmisión de lo que para mi era un desfile en toda regla con personas disfrazadas, y así se lo hice ver. Fue entonces cuando con un semblante serio me explicó el significado de las fiestas de Moros y Cristianos, la importancia que tiene para Villena rememorar su historia en honor a la Virgen de las Virtudes y así entendí que las fiestas que estábamos viendo forma parte de una cultura, una tradición que se debe vivir para entenderla y valorarla, que la gente no se disfraza, se viste.
De todas maneras fui incrédula con su relato, aunque me llamó la atención como describía cada comparsa a medida que iban pasando, como me transportaba a otro lugar y otra época y cómo llegó al punto de interesarme los Moros y Cristianos, recuerdo que por mi parte comencé  a hacer búsquedas por internet, me quedé fascinada con los trajes, el colorido de las calles, la majestuosidad del castillo y entonces descubrí después de saber un poco más de la historia, que la música  para mi era lo más penetrante, el himno de las fiestas se había metido en mi sangre. Escucharla me hizo imaginar lo que pudo pasar en el siglo XIX cuando se iniciaron las fiestas en honor a la Virgen como patrona de la ciudad, también tuve claro que no sería lo mismo verlo en vivo, porque me pasé 4 horas de mis vacaciones ilusionada con la emoción que veía en el rostro de los capitanes, de las regidoras, los alféreces. En fin, personajes que dan vida a lo que eran las antiguas milicias provinciales, esto último lo leí en una de las tantas entradas que hice de forma virtual en los siguientes días para ver como transcurría la vida de los festeros y así un par de años después tuve la oportunidad de presenciarlo en directo.

Cortesía Villena Cuéntame

En el 2008 estuve por primera vez en primera fila, desde el balcón de la abuela de mi marido en plena Corredera vi pasar las bandas, sentí ganas de romper en llanto cuando pasó la Virgen, por un momento me di cuenta que me sentía parte de Villena, de sus costumbres, quizá porque después de verlo tantas veces por la página de la Intercomarcal TV. y desde otro país, el directo superó mis expectativas.

Comencé a imaginarme participando en los años siguientes en alguna comparsa, son 14, sin decidir todavía mi preferida, porque aún hoy tengo debilidad por los Contrabandistas, con su elegancia a la hora de desfilar, pero mi pasión por los Piratas es fuerte porque pertenecer a ella sería escribir dentro de mi familia una nueva historia que perpetúe la tradición, todavía recuerdo cuando mientras observaba el desfile la abuela de Jorge me hizo girar para que viera a mi entonces novio salir de una habitación vestido de pirata, estaba feliz y orgulloso porque desfilaría y a su abuela no se le ocurrió otra cosa que contarme las anécdotas de las fiestas, y juro que fue de inmediato, me enamoré de la gente de Villena, del compromiso para estas fiestas y ya no fue necesaria ninguna explicación de porque son tan especiales para la ciudad, la experiencia fue y es gratificante.

Motiva la cantidad de personas sonriendo por la calle, ver la cabalgata, las escuadras especiales y lo que poderosamente me hipnotiza es el arte que tienen los músicos y los cabos, capaces de guiar a miles de festeros de forma disciplinada, porque a fin de cuentas estas fiestas son tomadas en serio por cada participante, haciéndolas imponentes para cualquier extranjero.

Cortesía Villena Cuéntame

Los Moros y Cristianos de Villena son para mi significativas, emocionantes, únicas y lo mejor de todo es que se viven en familia y entre amigos porque las tradiciones no se pueden vivir de otra manera, es un honor para mi ser hoy una villenera más que vibra con su gente, en mi boda sonó la Morenica y el himno de los Piratas y por primera vez tomé la espada y me dejé llevar por las emociones que viví en el 2008, quizá más adelante me presente a cabo o simplemente sea yo quién cuente las anécdotas a las próximas generaciones, vestida de pirata.

Cortesía Villena Cuéntame

Hoy disfruto ver a los amigos pasar con cada una de sus comparsas, ver como personas que han estado ligada a mi cumplen sus sueños de ser madrinas o regidoras, de compartir la esencia de las fiestas en cada evento que se organiza, porque son muchas las formas de participar y muchos los que desean y se postulan para ser cargos festeros , estas fiestas han sido declaradas de interés turístico nacional con una participación multitudinaria de millares de personas vestidos de Moros y Cristianos.


Este año en especial quiero hacer mención a la regidora Mayor Alba Domene a quién conocí hace tiempo y que sé que está pasando por un bonito momento,  este año ha llegado la hora de vivir a lo grande las fiestas y tengo muchas ganas de verla pasar con su sonrisa porque sé la ilusión que hace ser parte de la historia de estas fiestas de Moros y Cristianos.






Por mi parte me queda invitar a todos a conocer esta maravillosa ciudad y sus fiestas, mi familia se prepara para ver pasar a la cuarta generación de piratas, como ven en las imágenes mi hijo mayor fue bautizado vestido de Pirata, en estas fiestas mi segundo hijo se estrena como el más pequeño de la familia y el orgullo de ser parte de esta comparsa y esta tradición , del 4 al 9 de septiembre esta ciudad abre sus calles a todo el que quiera disfrutar de una parte de la historia de España.
¡FELICES FIESTAS Y DIA 4 QUE FUERA!