Oda al Denim, el tejido del que nadie se cansa.

El denim, mezclilla o tejido vaquero ha revolucionado la moda desde hace más de un siglo. Se dice que proviene de un material que en francés se llamaba “sourge de Nimes”, y que más tarde se transformó en su apócope “De Nimes”.

Es increíble como el denim ha cumplido un rol bastante interesante en varias épocas de la moda, desde la rebeldía juvenil de los 60, el ícono de igualdad en los 70 y el fenómeno de la moda en los 80 hasta la popularidad que tiene hoy en día en el vestir cotidiano de la sociedad.  Revelando cómo el poder de la moda trasciende años, clases, geografía y transforma la cultura.

Hoy me visto de Denim, y no sólo por que me gusta, sino para rendir homenaje a lo que la moda hace por la historia. Porque nada ocurre por casualidad, ni por arte de magia. Cada prenda tiene una leyenda que es interesante descubrir y aprender, asi entendemos como hay cosas que se convierten en un hito e incluso un culto para muchos.


Lo mejor del denim, son las miles de combinaciones que podéis hacer con éste. Su versatilidad es infinita y nadie se siente excluído. Por eso todas caemos rendidas a esta propuesta, podéis agregar accesorios coloridos, o dejaros llevar por la simpleza del tejido para un día casual.






Los historiadores dicen que el vaquero es la única prenda de vestir que ha unido a seis generaciones y temporada tras temporada miles de fashionistas intentan reinventar las siluetas y texturas del Denim, sin embargo el clásico se sigue manteniendo en el tiempo.





 ¿Y a vosotros, os gusta el Denim?
Peto: Springfield
Camiseta : Mango
Zapatos y bandana :Zara
Bolso: Moiselle
Gafas:Rayban

¡Si os ha gustado el post, no dudéis es dejar vuestro comentario!