Play Mais, creatividad a tope.

Hace unos meses buscaba la manera de que mi hijo entrara en el mundo de las manualidades, es un peque algo movido y pensé que le vendría bien usar su creatividad, así que me hablaron de los "gusanitos de maíz" para modelar, me dijeron que en las jugueterías los podría encontrar y así fue, me topé con una caja de play mais, los hay de varias piezas, de 200 , 500 y también de 1000 y justo en ese momento tuve la gran duda, ¿cuál comprar? , debo deciros que cuándo se trata de juegos prefiero buscar aquellos donde mi peque pueda trabajar la paciencia, con 4 años a veces lo de frustrarse en el primer intento es lo habitual y me gusta ayudarle a que poco a poco entienda que no todo se tiene que lograr a la primera, que insistir hasta hacer las cosas medianamente bien es el camino para lograr cosas, así que compré el intermedio por si le terminaba gustando.

                      


Llegué a casa y me dispuse a inspeccionar el contenido de la caja, para mi sorpresa tenía una especie de catálogo con figuras hechas claramente por personas especializadas, esto lo digo porque en cuanto me puse a intentar realizar una de las figuras con el manual en mano descubrí que algún talento se tiene que tener para que salga igual a lo que plasma el papel, pero como siempre termino pensando que la cuestión de jugar con nuestros hijos es disfrutar el proceso , no dudé con todo el entusiasmo del mundo en llamar a mi hijo y mostrarle el invento.

                                 

                                 

La primera impresión de él al ver este juego fue muy positiva, le gustó la variedad de colores, el tamaño y lo que más, poder manipularlo sin ensuciarse. Muchos os extrañaréis de que un niño le moleste pringarse pero si, los hay y son muchos y el mío es uno, que igual por cierto lo ha heredado de mi, pero sí, es algo que agradeció nada más tocarlo, de hecho su comentario al coger una de las piezas fue "no mancha" y sonrisa puesta. 

Ahora bien, os explico un poco nuestra experiencia intentando modelar , yo me fui a lo fácil, cogí todo el material que estaba en la caja y que dispone de las piezas de maíz, una esponja, un cuchillo de plástico, un molde que simula ladrillos y una especie de tubo donde se coloca la pieza de modelar si queréis utilizarla como color, que es otra función de esta actividad, luego coloqué agua en un pequeño recipiente ya que para que las piezas peguen necesitan ser mojadas , mientras tanto mi hijo decidía que figura hacer, y como principiantes decidimos que empezaríamos a nuestro aire para perfeccionar la técnica y nuestra primera figura fue un avión, como es de esperar un avión muy nuestro pero "vuela" que da gusto , a partir de allí y en compañía de una amiga con "talento" , surgió un árbol que alimenta a los dinosaurios de la casa, y para agradecer a la amiga se le ocurrió hacerle un corazón, como veis se pueden hacer muchas figuras, entreteneros un buen rato y disfrutar.

Yo debo admitir que me sorprendió la de cosas que se pueden hacer y la cantidad de formas que se pueden lograr utilizando el cuchillo de plástico para recortar y facilitar el moldeado, en poco os escribiré más sobre otros juegos que quizá os pueda servir para pasar un buen rato en familia.