Son el epítome del vestuario elegante sin esfuerzo: Vaqueros Boyfriend

Hoy os quiero hablar sobre los vaqueros boyfriend. Estos vaqueros nos hacen viajar a la década de los 80's  y a esos estilos clásicos de corte de botas de los años 90. Y es que  ambos diseños vuelven a estar de moda. 

Super cómodos y perfectos si sois minimalistas, puesto que son simples, limpios, elegantes, se combinan sin esfuerzo y se caracterizan por su versatilidad.


Tal como su nombre lo indica, están inspirados en el corte de los chicos, implica un ajuste desgarbado y relajado, como si realmente fueran de hombre, pero hechos a medida para vosotras. Al comprender el origen de los vaqueros boyfriend, podemos aprender la evolución de este estilo y cómo estos vaqueros se usan para una apariencia que evoca la moda masculina, pero a la vez y gracias a su evolución permite que las mujeres apostemos a este look desenfadado.



Cuando hablo de evolución en los vaqueros boyfriend hago referencia a grandes alteraciones que ha sufrido este corte para ofrecer un mejor ajuste al cuerpo femenino. De este modo vemos una cantidad de ofertas en el mercado que van desde cortes holgados y con un toque descuidado hasta versiones más elegantes donde se intenta estilizar la figura de la mujer .



Si queréis halagar vuestra figura y generalmente sóis de las que prefiere la ropa ajustada, os recomiendo elegir un vaquero más estrecho y más estructurado. Si queréis ser más auténticas con la apariencia, medir el tamaño y elegir un corte holgado. 

Sí, esta temporada los vaqueros boyfriend son esenciales en vuestro armario. Es mucho más relajado que un vaquero de corte pitillo, pero igual de elegante. Además que es conocido por su ajuste cómodo y suelto ha sido favorecido por muchos íconos de la moda. El vaquero boyfriend es el epítome del vestuario elegante sin esfuerzo con un toque de desenfado chic.


¿Os ha gustado esta tendencia?

¡Dejarme vuestro comentario en mis redes!

Pantalones Polipiel. Cómo combinar, y que NO hacer.



Algunas piezas de moda no son tan fáciles de mezclar con otras prendas y de llevar. Tal es el caso de los pantalones polipiel, que sin duda requieren algo de tiempo para acostumbrarse, lo sabemos.

Sin embargo, con uno que otro truco aquí y un ajuste allá, podéis agregar con confianza varias declaraciones de moda a vuestro guardarropa lo antes posible. Siempre se trata de descubrir qué estilo funciona para ti. Ya después de examinar a fondo los colores, formas y siluetas que hay en los escaparates, estoy segura que encontraréis el par perfecto.



También es interesante, que la reputación de los polipiel ha cambiado muchísimo en las últimas décadas, ya que gracias al aumento del veganismo y el interés en productos libres de crueldad, el polipiel tiene su momento.

Desde lo más chic hasta lo más casual, podéis probar con una camiseta blanca, hasta con blusas con transparencias. Os podéis guiar por lo colores y también saber qué zapatos utilizar es indispensable. Ya que unos botines, unos tenis o unas sandalias pueden transformar el look totalmente.



Otra sugerencia, es jugar con las texturas,  como podéis mezclar con transparencias, también con tejidos, como jerseys de punto extra grandes y por supuesto ¡denim!, son uno de los favoritos para combinar.









Tambien, combinar un blazer es un gran complemento que le va a medida. El estilo va particularmente bien con una chaqueta en tonos oscuros o blanco.








Algunas cosas que os sugiero no hacer:


Poneros una chaqueta de polipiel a juego. A diferencia de nuestro querido denim, este aspecto monocromático no es muy halagador y puede parecer sobrecargado. O si vuestro objetivo va más allá, hacia un look rebelde y rockero,  si os atrevéis a llevarlo con la personalidad que amerita, adelante.

Utilizar tops cortos con siluetas demasiado apretadas, como los pantalones ceñidos que son prácticamente leggins tampoco es una opción. 
Hay muchas propuestas, pero si os hace dudar un poco, os recomiendo como siempre comenzar con piezas y colores básicos. Un pantalón polipiel negro y una camiseta blanca. Luego podéis ir agregando accesorios , y luego probar con otras mezclas.


Y para culminar, mi outfit del día: