Exfolia tu piel, antes de saludar al sol este verano 🌞

Y si, ha llegado el verano y muchos estáis ansiosos por tomar el sol. Sin embargo a veces olvidamos que si queremos lograr un bronceado perfecto, tenemos primero que preparar nuestra piel, para aprovechar el sol de manera sabia.




La exfoliación os ayuda a eliminar las células muertas que se encuentran en la capa superior de la piel. Esta capa funciona como una barrera para ayudar a proteger vuestra piel de las toxinas y la contaminación, y aunque es necesaria, debemos mantenerla en movimiento y ayudarle a regenerarse mediante la exfoliación una o dos veces por semana.
Incluso si no váis a broncearos después de la exfoliación, es un hábito esencial para mantener la piel saludable y que luzca fabulosa.
¿Qué significa esto para vuestro bronceado?
La razón por la cual es tan importante exfoliarse antes de broncearse es debido a que el bronceador es difícil de absorber si vuestra piel es demasiado grasa y puede absorber demasiado en la piel que es muy seca. 
De cualquier manera, estos problemas pueden hacer que vuestro bronceado tenga una apariencia de rayas anaranjadas y hacer que se desvanezca más rápido. 

Beneficios de exfoliarse antes del bronceado

Tu bronceado durará más.
Tu piel lucirá más fresca.
Tu bronceado será más consistente.
Ayuda a dar a la piel un brillo saludable.
Tu piel estará más suave.
Ayuda a que los humectantes sean absorbidos por la piel.
Ayuda a eliminar las líneas finas.


¿Sabéis que podéis exfoliaros en casa?, una técnica sencilla es hacerlo con un poco de azúcar y aceite de oliva, frotando con sutileza la piel sin pasar más de un minuto en una extremidad.

Sin embargo, debéis tener mucho cuidado para evitar irritar vuestra piel o hacerle daño. Yo esta vez he preferido ponerme en las manos de Bambina Villena (En IG: @bambinavillena ) e ir por lo seguro. Consintiéndome un rato y preparándome para saludar al sol este verano. 🌞


🌞🌞🌞🌞

Mas allá de la tendencia: Tonos pasteles para toda ocasión

Una de las tendencias de moda más grandes de este año, es la de los colores pasteles. Estos tonos siempre relacionados con lo femenino y dulce pueden incorporarse con casi cualquier color. ¿No me creéis? Seguir leyendo para saber más.



Este color se puede mezclar y combinar con otros pasteles, así como con tonos neutros. No importa vuestra personalidad. Hay formas fáciles de hacer que estos tonos etéreos funcionen para vosotras.




Si sóis principiantes en esta tendencia, dejar que vuestra base sea neutral. Siempre la mejor manera si queréis ir por lo seguro, es emparejarlos con una base de color neutro. Podéis combinar prendas rosadas con pantalones cortos blancos o falda. O podéis combinar un blazer negro con un vestido color pastel.



¿Qué tal renovar un look negro? podéis optar por unos vaqueros pitillo negros, una camisa de rayas negras, unos mocasines planos negros con punta y una chaqueta larga de color rosa pálido.

Vemos en la calle muchas tonalidades de color limón, menta, rosa pálido y azul polvo. En cuanto  a reglas, os recomiendo apegaros al minimalismo. Nunca debéis exagerar con los tonos pastel. Tratar de mantener las cosas en plan básico y usar una o máximo dos prendas pastel en un outfit. Pensar siempre en mantener el equilibrio perfecto.

Y el colorblocking con pasteles no es una excepción. Si os queréis arriesgar a mezclar más de dos pasteles en una sola mirada, os recomiendo ir con cortes y detalles simples. Podéis agregar un contraste con un accesorio brillante. Si queréis refrescar de que va el colorblocking mirar este post donde os explico bien: Hacer click aqui


Los pasteles se ven geniales con estampados. Por ejemplo los podeis mezclar con florales o estampados vintage. Las texturas diferentes también funcionan muy bien.



Es cierto cuando pensamos que no a todas les queda bien “el tono pastel, ya que algunos son fríos y otros cálidos. Vamos a descubrir cómo diferenciarlos, de tal manera que sea mucho más fácil a la hora de comprar una nueva prenda o crear un outfit armonioso. 

Os recomiendo hacer la prueba con un accesorio plateado y dorado. Ubica el accesorio sobre vuestra piel, y daros cuenta con cuál combina mejor. Si es con el plateado es porque vuestra piel combina mejor con un tono pastel frío, mientras que si es con el dorado, se trata de un tono pastel cálido.



Sin embargo, como siempre os digo lo importante es que os sintáis cómodas en vuestro outfit, al final las reglas las ponéis vosotras, pero siempre con armonía y equilibrio. Aquí os dejo mi look pastel de la temporada.